¡BIENVENIDO PAISANO A NUESTRAS RAÍCES!, el blog dedicado a difundir las costumbres, tradiciones y folclore argentino. Aquí encontrarás música, videos, información, mitos y leyendas, canciones, novedades....
Tenemos un nuevo lugar de encuentro para compartir lo que nos gusta.

www.raicesdelfolklore.com.ar

10 noviembre 2007

Ceferino Namuncurá será beatificado

CeferinoDurante el mes de agosto, el pueblo de la localidad de Chimpay, provincia de Río Negro, vive una inmensa fiesta espiritual, pero este año será muy particular, ya que el Papa Benedicto XXVI firmó el decreto que establece la beatificación de Ceferino Namuncurá, marcando así el primer paso en el camino de la santidad. Esta declaración convierte a Ceferino, quién es venerado por miles de personas en el país y el mundo, en el primer argentino aborígen (de la comunidad Mapuche) en alcanzar la condición de Beato.
Para que un católico llegue a los altares es necesario probar mediante un minucioso estudio de su trayectoria que vivió las virtudes cristianas en "grado heróico". Si es así, el candidato es declarado "venerable". Luego hace falta reconocer un milagro para que sea beato y otro para Santo.
Para acceder a la beatificación, una junta médica del Vaticano estudió el caso de una mujer cordobesa que estaba enferma de cáncer y pidió intensamente la intercesión de Ceferino ante Dios para salvarle la vida. Y la mujer se curó. Es más, pudo volver a concebir.
La junta médica consideró que la sanación de la enfermedad que padecía la mujer no tenía explicación científica. Fue un milagro gracias a la intercesión de Ceferino.
Así se concretará un sueño anhelado por muchos durante décadas. La gran Ceremonia se realizará el 11 de noviembre en Chimpay, su ciudad natal y se espera que asistan más de 150.000 personas.

BREVE BIOGRAFÍA DE CEFERINO NAMUNCURÁ
Ceferino
Ceferino Namuncurá nació el 26 de agosto de 1886 en un pequeño pueblo de la Patagonia argentina de la unión de Manuel Namuncurá, un cacique de 75 años, y Rosario Burgos, de 29, y murió en Roma el 11 de mayo de 1905 a causa de la tuberculosis.
Namuncurá es el segundo indígena americano que llega a los altares -el primero fue el mexicano Juan Diego- y como mapuche, antes de ser católico, participó de las creencias de su pueblo.
El Dios supremo de los mapuches es Nguenechén, al que están subordinadas otras potestades o fuerzas distribuidas en la naturaleza que actúan como elementos protectores del hombre.
Su padre fue el cacique o "lonko" Manuel Namuncurá (apellido que significa "garrón de piedra") y su abuelo el gran cacique Calfucurá ("piedra azul"), líder de la confederación que aglutinó a varias tribus dispersas y que con más de tres mil guerreros plantó cara al avance de los blancos.
Ante la imposibilidad de seguir resistiendo, el padre de Ceferino se rindió en 1884 ante el Ejército argentino, tras lo cual recibió el grado de coronel y se le asignó un pequeño territorio para que se asentase con su gente a los alrededores de Chimpay, donde existía un fortín militar y donde dos años después nació el ahora nuevo beato.
De muy niño, Ceferino cayó a las aguas del río Negro y fue arrastrado por la corriente, pero se salvó de morir, lo que los suyos siempre vieron como un milagro. En 1888 fue bautizado en Chimpay y a los once años le pidió a su padre que le enviara a estudiar a Buenos Aires para "ser útil" a su gente, que vivía en una situación de postración y decadencia.
Tras un viaje a caballo, en barco y finalmente en tren, llegó a Buenos Aires en 1897 y, tras un corto paso por los Talleres Nacionales de la Marina como aprendiz de carpintería, ingresó en el colegio salesiano Pío IX, donde obtuvo numerosas distinciones en catecismo, canto, aplicación y conducta.
Uno de sus compañeros de colegio fue Carlos Gardel, quien además formó como él parte del coro.
El testimonio de algunos de sus compañeros revela que su integración en la vida de los "blancos" no le hizo perder ni renunciar a su identidad mapuche. Manejaba el arco y la flecha y gustaba de montar a caballo, y cuando tenía la oportunidad de hablar su lengua no la desaprovechaba.
Su interés por el Evangelio y su religiosidad tampoco pasaron desapercibidos a sus compañeros. En 1902 Ceferino ya había recibido la llamada sacerdotal y estaba empeñado en seguir su vocación.
En un acto público proclamó su intención de ser salesiano y de enseñar a sus "hermanos el camino del cielo". A pesar de que su padre se lo quería llevar con él, Ceferino logró que lo enviasen a la ciudad de Viedma, en su natal Río Negro, que era entonces la avanzada de la evangelización salesiana en la Patagonia. Continuó sus estudios en el Colegio San Francisco de Sales. Allí fue preparado para actuar como sacristán y su salud empezó a resentirse por la tuberculosis.
A causa de su mala salud y también por el hecho de ser hijo ilegítimo y no poder acreditar su bautismo, Namuncurá vio obstaculizada su carrera hacia el sacerdocio.
En 1904, los salesianos le enviaron a Italia para proseguir sus estudios y ayudar a su curación. En septiembre de ese año fue recibido en audiencia por el Papa Pío X.
En 1905, tuvo que ser ingresado en un hospital romano, donde murió el 11 de mayo de ese año. Tras un solemne funeral en la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús, fue sepultado en el cementerio Campo Verano de Roma.
Los restos de Namuncurá fueron repatriados en 1924 a bordo del vapor "Ardito" y desde 1991 se encuentran en el santuario de María Auxiliadora de la localidad bonaerense de Fortín Mercedes.
En 1972, el Papa Pablo VI promulgó el decreto sobre la heroicidad de sus virtudes declarándolo venerable.
El 6 de julio de 2007 Benedicto XVI aprobó el decreto por el que se reconoce un milagro hecho por intercesión de Ceferino y que habilita su beatificación mañana, 11 de noviembre, en Chimpay, su localidad natal.

Santuario de Ceferino en Chimpay, Río Negro


fuentes: Revita Fiestas Populares Nº3 (julio a diciembre de 2007( y http://www.lostiempos.com/

5 comentarios:

Charly W. Karl dijo...

Pablito, mi abuela guardaba estampitas de santos, entre ellos la de Ceferino Namuncurá.

Te felicito nuevamente por haber recibido el premio al blog solidario y, te agradezco que hayas nombrado a mi blog, que en realidad le pertenece a los argentinos, yo solamente transcribo fotos y comentarios sobre nuestro amado país.


Un abrazo!

Común dijo...

Hola!!!!!!!!!!!

CEFERINO hace años que es mi santo preferido, él hace de intermediario entre DIOS y mi persona.

Muy bueno este post y te felicito de nuevo por el premio y gracias por elegirme y veo que CHARLY también habla de nuestro país, iré hacerle una visita.

Un besote y abrazo de oso.

Anónimo dijo...

Me da verguenza que la comunidad Mapuche se prestara a la fantochada de una religion que sirvio a los intereses de los que se robaron su tierra. La religion catolica utilizo la espada para someter a todas las comunidades indigenas de America, lo que la hace despreciable.

anais dijo...

Mientras la Iglesia lograba mover un tren que ya no corría más, e invertía una cifra más que millonaria para organizar ese acto, los/as hermanas/os Mapuche no siguen reclamando por la tierra que les pertenece por propio derecho y que esta siendo casi regalada a los extrangeros con dinero.
Ver toda esa fiesta inutil no solo me dio vergüenza, sino que también me dio lástima.

Si Ceferino pudiera volver y ver en las condiciones en las que vive su gente, no sé si estaría muy feliz...

Anónimo dijo...

aca en el sur de cordoba es muy querido y muy respetado ceferino. incluso hay capillitas al costado del camino desde hace mas de 30 años

Blog de la Comunidad Quom Navogoh

"Nuestras Raíces", creado por Pablito Piris el 23 de septiembre de 2005.