¡BIENVENIDO PAISANO A NUESTRAS RAÍCES!, el blog dedicado a difundir las costumbres, tradiciones y folclore argentino. Aquí encontrarás música, videos, información, mitos y leyendas, canciones, novedades....
Tenemos un nuevo lugar de encuentro para compartir lo que nos gusta.

www.raicesdelfolklore.com.ar

01 diciembre 2008

El Fogón de Yupanqui

Por Alfredo Mateo
Una reunión de asuntos criollos

El hombre, es tierra que anda:
Hablar de Don Atahualpa, es un acontecimiento, mencionar su música, su obra, años de asombro ante el hombre del noroeste. En un momento dijo Borges, ¡que nadie es la patria! pero debemos ser dignos, cuando uno jura la bandera, es cuando a uno lo diploman de argentino, es un pacto inquebrantable que hacemos con el alma.
Don ATA. Musicalizó con su obra la argentinidad, y con su caminar por el mundo dignificó al gaucho, al indio, tal vez sin proponérselo le dió legitimidad al sonido, ese sonido errante, una manera sonora muy particular, un camino profundo de ver y escuchar a la patria desde cualquier lugar recóndito del planeta. Nos hermana con una vidala, una copla, un arpegio, dice y canta lo que el pueblo quiere expresarse. Don Ata. Le dio voz al silencio, procurando que su voz, sus melodías, sean superiores al silencio.
La Argentinidad Yupanquiana consolidada por las distintas comarcas de mi patria, y por los distintos escenarios del mundo, donde un campesino de América del Sur, les narraba en su idioma, los distintos pesares y alegrías de una raza, una raza que ha perdido una batalla, pero no sus costumbres ni su orgullo ni su color de piel. Don ATA con su emblemático estilo es como un símbolo genuino de identidad, tal vez como un cóndor, como ese Yaraví del cual el tanto nos habló. Recorrió ese camino largo que lleva lejos, un camino con infinitas llegadas, a la de un río, una piedra, un árbol., el corazón relinchando con la danza de una torcaza, con el rugir de un puma, con el trotecito lento de una milonga campera, con esa dulce brisa sobre los campos llenos de poleo, con ese río que no cesa de cantar, cuando la tarde llega a su ocaso, las estrellas acuden al sonido de una quena pastoril, es una confidencia eterna de la Pachamama Don ATA con su emblemático estilo, pinta de cuerpo entero la patria por dentro, un paisano errante que pasó por donde Dios todavía no pasó, es un emisario y testigo que los Argentinos tuvimos, se adentró en la sabiduría de un pueblo olvidado en el tiempo.
Mamó esa cultura en la sangre que el campesino sabe tener, se graduó en la facultad de los cerros con caminos desparejos, con un techo de noches azules he inmensas soledades, con las alforjas llenas de esos yuyitos milagreros, como esos viejos herbosteros que llevaban su yuyos para los males del alma, con ese dulzón amargo de ver a la patria linda pero marginada, porque lo que le dolía al paisano, también, le dolía a él, y en ese largo caminar atesoró la memoria del paisano, su obra llegó a las mas insignificantes taperas y a los salones mas importantes del mundo. Siempre, de la misma forma, a un puñado de paisanos como a un millar de estudiados, un campesino de huella profunda en los caminos del universo, su copla y su guitarra alumbraron los caminos mas oscuros, resaltando la belleza del paisaje. Un campesino errante que a cada paso, nos representa de cuerpo entero cabalmente, dignamente ese ser nacional. La inmensa obra, tal vez en ese destino del canto, uno se tiene que preguntar para que uno canta, ¿ por que cantan los pueblos? ¿Cuál es el objetivo del canto?, tal vez las buenas voces sobresalen, pero, hay otros elementos de la vida de la historia de los sufrimientos, de las esperanzas. Los cantos de los pueblos tienen como un sostén indeclinable que está siempre ahí, (que es la vida). Cuando uno toma un instrumento, o lanza su voz a los vientos, no es para el lucimiento en lo personal, no, de ninguna manera, el artista va detrás del canto.
Que se entienda la obra, en definitiva, la obra hace al artista, no a la inversa. Los pueblos cantan para abrir nuevos caminos, que en definitiva ¡es la vida! Paisanos, cuando escucho a Don Atahualpa, coincido con el maestro, me siento dos veces Argentino, uno, por haber nacido aquí, y la otra, porque me da ganas de ser Argentino.
Algunos cuentan sus tesoros todos los días, las monedas, los bienes adquiridos, Yo, miro mis tesoros todos los días, el viento, el agua, el sol, el árbol. ¡MONEDA QUE ESTA EN LA MANO QUIZÁS, SE DEBA GUARDAR. MONEDA QUE ESTÁ EN EL ALMA, SE PIERDE SI NO SE DA!
Un buen 2009, y Que nos vaya bien a todos, paisanos.
Alfredo Mateo

1 comentario:

Adrisol dijo...

hola pablito!!!!!!

me encantó la frase:
ne siento dos veces argentino, uno por haber nacido aqui, y otro, porque me dá la gana............
sencillamente espectacular, cosa que comparto!!!!!!!

gracias por compartir, algo tan hermoso....

un abrazoooooooooo

Blog de la Comunidad Quom Navogoh

"Nuestras Raíces", creado por Pablito Piris el 23 de septiembre de 2005.