¡BIENVENIDO PAISANO A NUESTRAS RAÍCES!, el blog dedicado a difundir las costumbres, tradiciones y folclore argentino. Aquí encontrarás música, videos, información, mitos y leyendas, canciones, novedades....
Tenemos un nuevo lugar de encuentro para compartir lo que nos gusta.

www.raicesdelfolklore.com.ar

25 octubre 2005

A 67 años del adiós a Alfonsina

Hace 67 años, murió Alfonsina Storni. Nació en Suiza, pero desde los 4 años vivió en la Argentina, donde realizó toda su carrera. Fue sin dudas una de las mejores poetas latinoamericanas.
El 29 de mayo de 1892 nació en Sala Capriasca (Suiza) Alfonsina, la tercera hija del matrimonio Storni. En 1896 la familia viajó a San Juan, aunque en 1901, se trasladaron a la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe.

Allí, su familia instaló el “Café Suizo”, donde Alfonsina, con diez años, lavaba los platos y hacía de mesera. En 1907 arribó a Rosario la Compañía de Manuel Cordero, un director de teatro que recorría las provincias. Alfonsina reemplazó a una actriz que se enfermó, y por eso decidió convertirse en actriz y viajar con la Compañía, con quién recorrió Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Santiago del Estero y Tucumán.

Cuando volvió a Rosario se encontró con que su madre se había casado y vivía en Bustinza. La poeta decidió estudiar la carrera de maestra rural en Coronda, donde recibió su título profesional. Ganó un lugar sobresaliente en la comunidad escolar, consiguió un puesto de maestra y se vinculó a dos revistas literarias, Mundo Rosarino y Monos y Monadas. Allí aparecieron publicados sus poemas durante todo ese año.

Al terminar el año de 1911, decidió trasladarse a Buenos Aires. El nacimiento de su hijo Alejandro, el 21 de abril de 1912, definió en su vida una actitud de mujer que se enfrenta sola a sus decisiones. Trabajó como cajera en la tienda "A la ciudad de México", en Florida y Sarmiento. También en la revista Caras y Caretas.

Su primer libro, La inquietud del rosal, publicado con grandes dificultades económicas, apareció en 1916. Ese fue el comienzo de una espléndida carrera, que incluye entre sus obras a libros como: El dulce daño (1918); Irremediablemente (1919); Languidez (1920); Ocre (1926) –dedicado por entero al mar-; Mundo de siete pozos (1934); Mascarilla y trébol (1938).

El 20 de mayo de 1935 Alfonsina fue operada de un cáncer de mama. El 26 de enero de 1938, en Colonia, Uruguay, Alfonsina recibió una invitación del Ministerio de Instrucción Pública para ir a un acto que juntó a las tres grandes poetisas americanas del momento, en una reunión sin precedentes: Alfonsina, Juana de Ibarbourou y Gabriela Mistral.

El 23 de octubre de 1938 viajó a Mar del Plata. El martes 25 de octubre, cerca de la 01:00 AM, Alfonsina abandonó su habitación y se dirigió al mar, donde caminó y caminó mar adentro. Esa mañana, dos obreros descubrieron el cadáver en la playa. Su última poesía Quiero dormir fue publicada al día siguiente de su muerte.

Su obra se distingue la pasión con la que le escribe poemas al amor y descubre el mundo de la mujer.


Alfonsina y el Mar

Por la blanca arena que lame el mar
su pequeña huella no vuelve más,
un sendero solo de pena y silencio
llegó hasta el agua profunda,
un sendero solo de penas mudas
llegó hasta la espuma.

Sabe Dios qué angustia te acompaño,
qué dolores viejos calló tu voz,
para recostarte arrullada en el canto
de las caracolas marinas,
la canción que canta en el fondo oscuro
del mar la caracola.

Te vas Alfonsina con tu soledad,
¿qué poemas nuevos fuiste a buscar?
una voz antigua de viento y de sal
te requiebra el alma y la está llamando,
y te vas hacia allá como en sueños,
dormida, Alfonsina, vestida de mar.
Cinco sirenitas te llevarán
por caminos de algas y de coral
y fosforescentes caballos marinos
harán una ronda a tu lado,
y los habitantes del agua van a jugar
pronto a tu lado.

Bájame la lámpara un poco más,
déjame que duerma, nodriza, en paz
y si llama él no le digas que estoy,
dile que Alfonsina no vuelve,
y si llama él no le digas nunca que estoy
di que me he ido.

Te vas Alfonsina con tu soledad
¿qué poemas nuevos fuiste a buscar?
una voz antigua de viento y de sal
te requiebra el alma y la está llamando,
y te vas hacia allá como en sueños,
dormida, Alfonsina, vestida de mar.


Letra y Música: Félix Luna – Ariel Ramírez

4 comentarios:

Antonella dijo...

Me encanto que hallan puesto este hermoso articulo de Alfonsina, la letra de la cancion es muy inspiradora.

Pablito dijo...

Antonella, es una excelente letra sin dudas, con mucho sentimiento encima.
Saludos

Matías dijo...

Felicito al autor de la página por el hermoso artículo sobre Alfonsina!! El poema de Félix Luna... fántástico! Y que decir de la música del Maestro Ariel Ramírez... maravillosa!! Gracias!

tiznadodelia@gmail.com dijo...

UN GUSTO HABER ENCONTRADO ESTE BLOG FELIZ DOMINGO

Blog de la Comunidad Quom Navogoh

"Nuestras Raíces", creado por Pablito Piris el 23 de septiembre de 2005.